Novedades
10
Mar

SEMANA DE CONCIENTIZACION DEL USO DE LA SAL - 11 AL 17 DE MARZO

Las poblaciones del mundo entero consumen alimentos más ricos en energía que contienen muchas grasas saturadas, ácidos grasos trans, azúcar y sal. Esta última es la fuente principal de sodio, cuyo consumo creciente se asocia a la hipertensión y a un mayor riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Al mismo tiempo, al modificar sus hábitos alimentarios, las personas consumen menos frutas, verduras y fibras (presentes en los cereales integrales), que contienen potasio, que contribuye a hacer bajar la tensión arterial.

LA MAYORÍA DE LAS PERSONAS ADULTAS CONSUMEN UN PROMEDIO DE 9 A 12 GRAMOS POR DÍA DE SAL, CUANDO EL PROMEDIO ES DE 6 GRAMOS DIARIOS. Un consumo de sal inferior a 5 gramos diarios en el adulto contribuye a disminuir la tensión arterial y el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidente cerebrovascular e infarto de miocardio.

Se estima que cada año se podría evitar 2,5 millones de defunciones si el consumo de sal a nivel mundial se redujera al nivel recomendado.

Recomendaciones para reducir el consumo de sal:

  • Para los adultos: la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos (un poco menos que una cuchara de té) de sal por día
  • Para los niños: Toda la sal que se consume debe ser yodada, es decir «enriquecida» con yodo, lo cual es esencial para un desarrollo sano del cerebro del feto y del niño pequeño así como para optimizar las funciones mentales en general.

En el hogar se puede reducir el consumo de sal:

  • NO agregando sal durante la preparación de los alimentos;
  • NO poniendo saleros en la mesa;
  • Limitando el consumo de tentempiés salados;
  • Escogiendo productos hiposódico

Ideas erróneas acerca de la reducción del consumo de sal:

«Cuando hace calor y hay humedad, y uno transpira, se necesita más sal en la alimentación».

El sudor contiene poca sal y por lo tanto no es necesario agregar más incluso en los días cálidos y húmedos. Sin embargo, es importante beber mucha agua.

«La sal marina no es ‘mejor’ que la refinada por el simple hecho de que sea ‘natural’».

Cualquiera sea el origen de la sal, es el sodio el causante de problemas de salud.

«La sal agregada en la cocción no es la fuente principal de la ingesta de sal».

En muchos países, alrededor del 80% de la sal en la alimentación proviene de alimentos elaborados.

«Se necesita sal para que los alimentos tengan un sabor apetitoso».

 El ajuste de las papilas gustativas lleva cierto tiempo, pero cuando uno se habitúa a que haya menos sal, es más probable que se aprecien los alimentos y que se reconozca una gama más amplia de sabores.

«Los alimentos ricos en sal tienen un gusto salado».

Ciertos alimentos ricos en sal no parecen tan salados porque a veces se les añade otros ingredientes, como azúcares, para disimular el sabor. ES IMPORTANTE LEER LAS ETIQUETAS PARA CONOCER EL CONTENIDO EN SODIO.

FUENTE: OMSS (https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/salt-reduction)

Скачать шаблон для Joomla 3.4.
Скачать шаблон для Joomla 3.4.